A Dog Barking at the Moon (Un perro ladrando a la luna) aborda directamente la vida real y compleja de la familia de la directora Lisa Zi Xiang, yendo y viniendo entre décadas para comprender sus orígenes. Es la ópera prima de Zi Xiang, joven realizadora china nacida en 1987, que ahora reside en España con su esposo, el productor y director de fotografía José Val Bal. Pero, además, la película despliega el esfuerzo de Zi Xiang para escribir un guion que trata sobre temas prohibidos por el gobierno de la China, filmar durante el segundo trimestre de su embarazo y sincronizar el diálogo solo unos pocos días después del parto. Se muestra un drama familiar con tono autobiográfico que, explicado en distintas épocas temporales, sirve como caleidoscopio emocional del propio país y sus diferencias generacionales. En especial, a la hora de enfrentarse a la homosexualidad, que fue despenalizada en China en 1997 y oficialmente dejó de considerarse como una enfermedad desde 2001, pero permanece como un tema tabú.

 

China: el tabú de la homosexualidad en una película

 

Huang Xiaoyu -la actriz Nan Ji interpreta a la sustituta embarazada de Xiang en la película- regresa a Beijing desde Nueva York con su esposo occidental (en este caso, norteamericano). Su presencia y la de su marido hacen salir a la luz las complejidades familiares profundamente arraigadas. El conflicto interpersonal de la película se desencadenó en la infancia de Xiaoyu, cuando su madre encontró a su esposo abrazado a un amante masculino. El evento resuena en el presente, con los padres de Xiaoyu eligiendo permanecer en un matrimonio totalmente deteriorado y vacío. En la sinopsis proporcionada a la oficina de censura de China para obtener la aprobación de rodaje y para evitar la censura, la directora Xiang evitó especificar el género del amante del padre (prefirió utilizar esa palabra en lugar de “novio”). Naren Hua es la intérprete destacada del largometraje como la madre Li Jiumei, una matriarca de opiniones cerradas que se aferra desesperadamente a la afirmación de que las inclinaciones sexuales de su esposo son una enfermedad que debe curarse. Finalmente Jiumei encuentra refugio en una secta budista estafadora.

A Dog Barking at the Moon es una impresionante muestra temprana del arte cinematográfico de Xiang: desde el diseño delicadamente detallado y vivido de sus entornos domésticos hasta el uso de sonido exuberante y el trabajo de cámara templado y paciente. Xiang  y Val Ban trabajaron en conjunto para crear una pieza gratificante visualmente y emocionalmente poderosa. Los momentos de doloroso silencio se mantienen con evocadora moderación. Los recuerdos se reproducen, por momentos, como obras de teatro simplificadas, y se superponen discretamente escenas pasadas y presentes en una sola toma.

 

China: el tabú de la homosexualidad en una película

 

El título de la película rememora un cuadro del mismo título del artista barcelonés Joan Miró. Con un tono de fábula surrealista y desenfadada, Miró pintó a un perro junto a una escalera que puede ayudarle a alcanzar la luna, donde la oscuridad ya no da miedo. Lisa Zi Xiang parece proponer algo parecido con su película. Invita a todos a subir esa escalera para que desaparezca el tabú de la homosexualidad en China y se deje de ver como algo oscuro a lo que se debe temer.

¿Una película apátrida? Tras el rodaje, la post-producción se efectuó en España y se presentó al Festival de Berlín sin comunicarlo al delegado del gobierno chino para evitar nuevamente la censura. Tras recibir un premio y realizar la directora un contundente discurso contra su gobierno, fue repudiada por el círculo de cineastas chinos. También se prohibió que la película se proyecte en salas de China, multando a las que lo hicieran en forma clandestina. En España, se le denegó la nacionalidad por no tener el setenta y cinco por ciento del reparto de nacionalidad española o comunitaria.

A Dog Barking at the Moon se rodó en tan solo 18 días. Recibió la Mención Especial Teddy Award en el Festival de Berlín. Ha recibido también otros galardones en el Inside Out de Toronto, el OUTFEST (Festival de Cine GLBT) o el Premio del Público en el Torino LGBT Film Festival.

 

 


Título original: A Dog Barking at the Moon. Año: 2019. Duración: 107 min. Directora y guionista: Lisa Zi Xiang. Fotografía: Jose Val Bal.

Trailer:

 

China: el tabú de la homosexualidad en una película

Joan Miró. Un perro ladrando a la luna. 1926. Oleo sobre lienzo.

 

Categorías: Imágenes